SIETE CONSEJOS PRÁCTICOS PARA USAR EN LA MAGIA

 

1.- Cerillas: SIEMPRE han de ser cerillas de madera, nunca utilizar mecheros o raspadores de magnesio.

2.- Recientes: Nunca Utilizar los que sean de plástico, cristal o fibras plásticas, pues los mejores son los de barro cocido, mármol y, en el caso de no tener que quemar, los de madera de boj.

3.- Mortero o Almirez: No utilizar los de platico. Siempre son mucho mejores los de mármol, bronce o piedra.

4.- Inciensos: Utilizar los naturales, mejor aún si son los conocidos como litúrgicos o cátaros. También son muy buenos los que se venden en forma de granos y se sirven en pequeñas bolsistas de 100 grs.  Los inciensos japoneses son también de buena calidad.

5.- Cuchillos: Utilizarlos con mango de madera, Evitar las tijeras o cuchillos de mango de plástico o de micarta. Los de hueso de ciervo son muy importantes.

6.- Bebidas y drogas: Cuando realizamos un ritual, SIEMPRE hemos de estar completamente serenos, y evitaremos los curiosos «estados alterados» que algunos «esoteristas» aseguran que pueden llegar a ser positivo y que dependen solamente del alcohol. La mente es el principal objeto para que se realice el ritual mágico de forma constructiva.

7.- Estado Mental: Siempre debemos estar en un estado mental positivo y sacar de nuestra mente todo tipo de envidias, celos, odios y violencias gratuitas. El practicante de la magia blanca solo desea el ben, o a lo máximo, defenderse a si mismo o a su prójimo. El Gran Mago sólo desea favorecer y ayudar a los demás.

Estos siete (número mágico y cabalístico) consejos son de máxima utilidad y aconsejamos a todos que tengan muy presente siempre.